Herpes

El herpes simple es una enfermedad infecciosa inflamatoria de tipo viral, que se caracteriza por la aparición de úlceras o ampollas dolorosas en la boca, los labios y las encías. El virus herpes simplex de tipo 1 (HSV-1) es el responsable de las infecciones en la boca, y no debe confundírselo con el virus herpes simplex 2, que causa el herpes genital. EL HSV-1 es el virus del herpes más común. Al llegar a la edad adulta, el 90% está infectado aunque quizá no tenga síntoma alguno. En otros casos, los síntomas pueden ser muy pronunciados y requerir tratamiento.

Causas

El HSV-1 se transmite a través del contacto oral directo con saliva infectada. Te podes contagiar aun cuando el otro no evidencie síntoma alguno. El virus no sobrevive mucho tiempo en objetos compartidos tales como tazas o pajillas.

Síntomas

La gravedad de los síntomas depende de cada caso. Los hay moderados y también graves. Al principio, se siente una sensación de hormigueo o dolor en el labio y luego aparece una úlcera o ampolla, que dura entre 7 y 10 días. El herpes labial se caracteriza por la aparición de vesículas dolorosas rodeadas de un halo rojo, que a la larga estallan y desarrollan una costra antes de desaparecer.

Factores desencadenantes

La fatiga, el estrés o cualquier enfermedad que debilite el sistema inmunológico, la fiebre, la exposición excesiva a la luz solar o ciertos medicamentos pueden provocar herpes.

Tratamiento

El herpes se puede prevenir y tratar con fármacos antivirales orales tales como aciclovir (Zovirax), famciclovir (Famvir) y valaciclovir (Valtrex). La lidocaína, benzocaína u otros anestésicos tópicos proporcionan alivio temporal y algunas cremas de venta bajo receta pueden reducir la duración de las erupciones. La administración diaria de lisina (un aminoácido) puede prevenir la aparición del herpes.