Venas de araña

Estas delgadas líneas rojas o red de vasos sanguíneos que aparecen en las piernas y los pies son una versión moderada de las várices. A veces aparecen en el rostro también. Si bien son inofensivas, pueden llegar a causar dolor o ardor, especialmente cuando se permanece de pie o sentado durante largos períodos de tiempo.

Causas

Su aparición responde a una combinación de factores hereditarios y ambientales. En algunos casos, la presencia de válvulas venosas débiles puede causar mala circulación y permitir que la sangre fluya en dirección contraria.

Otros factores son:

• Coágulos o cualquier tipo de obstrucción que impida el libre flujo de la sangre por las venas
• Cambios hormonales
• Aumento de peso
• Embarazo
• Traumatismo o impacto repetido, como por ejemplo cuando se corre

Tratamiento

Si tienes síntomas desagradables o te preocupa el aspecto de tus piernas, tu médico puede optar por alguno de estos tratamientos:

• La escleroterapia, que consiste en inyectar una solución que endurece y esclerosa las venas. La sangre entonces se redirige hacia otras venas más sanas. Quizá sea necesario tratar la misma vena más de una vez, pero las venas tratadas generalmente se borran tras unas cuantas semanas. 

• La cirugía con rayo láser, que implica usar potentes ráfagas de luz para destruir las venas. Este procedimiento es menos eficaz que la escleroterapia y puede tener efectos secundarios, tales como enrojecimiento e hinchazón en el área tratada.

En el caso de las venas de araña faciales, el tratamiento fotofacial o con pulsos intensos de luz puede mejorar el aspecto de la piel.