MicroLaser Peel

Es uno de los tratamientos antienvejecimiento actuales más efectivos que remueve las capas externas de la piel; lo que mejora su tonicidad y textura. Es muy eficaz a la hora de tratar problemas de la piel asociados con el envejecimiento y un estilo de vida activo, como por ejemplo las arrugas y el daño por exposición al sol. La porfundidad del peeling dependerá de la afección dermatológica de cada paciente y del tiempo de recuperación disponible.

Descripción del procedimiento

El microlaser peel es la técnica más precisa y segura para remover la epidermis, es decir la capa más superficial de la piel. La profundidad del tratamiento puede variar desde un mínimo de 10 micrones (similar al peeling con ácido glicólico) hasta 120 micrones. Se puede realizar en todo el rostro, el cuello, el pecho, las manos e incluso en zonas tan sensibles como alrededor de los ojos y la boca. Es la opción ideal para los que desean tener una piel más suave, lozana y fresca con un mínimo de incomodidad o recuperación. Los resultados son mejores y más duraderos que los de la microdermabrasión o el peeling químico suave.

Este tratamiento es ideal para:

• daños producidos por la exposición al sol
• arrugas
• cicatrices del acné
• queratosis actínica (lesiones precancerosas)
• poros dilatados
• manchas de la piel

Tratamiento y recuperación

Es relativamente indoloro y se realiza bajo los efectos de una anestesia local o tópica. Por lo general, el proceso de cicatrización se extiende entre dos y cuatro días. Inmediatamente después del tratamiento, es posible que sientas como si tuvieras una quemadura de sol importante. Al segundo día, se puede producir una descamación leve y sentir picazón, tras lo cual la inflamación debería comenzar a ceder. Deberás usar una pomada como Vaselina durante uno o dos días, para proteger las células epiteliales nuevas que comenzarán a crecer.