Peeling Enzimático

Constituye una forma suave, eficaz y económica de acelerar la exfoliación natural de la piel para revitalizarla. El peeling enzimático puede mejorar el tono y la textura de la piel y restaurar su frescura, brillo y juventud. Es un procedimiento seguro para todo tipo de piel y demanda un tiempo de recuperación menor que el peeling químico.

Descripción del procedimiento

Las enzimas son sustancias naturales que aceleran los procesos químicos. Las enzimas utilizadas en el peeling enzimático provienen de fuentes naturales como las frutas y las plantas. Cuando se aplican en la piel, las enzimas aceleran las reacciones químicas que promueven el desprendimiento de las células muertas y permiten que afloren nuevas células a la superficie.

El peeling enzimático contribuye a:

• Estimular el crecimiento de nuevas células
• Mejorar el aspecto de las arrugas superficiales 
• Reducir el enrojecimiento
• Mejorar la textura de la piel escamosa o rugosa
• Limpiar los poros y prevenir los brotes de acné
• Disimular cicatrices, manchas de la edad, arrugas superficiales y la decoloración

Te ofrecemos una variedad de peelings enzimáticos según las necesidades de tu tipo específico de piel. En la primera consulta, analizaremos tu tipo de piel a fin de determinar si tu programa de mantenimiento debe incluir un peeling enzimático.