Vitíligo

Es una enfermedad crónica en la que la falta de pigmentación se manifiesta en la aparición de manchas blancas e irregulares. La decoloración se debe a un déficit de melanina, el pigmento que determina el color de la piel. El vitíligo puede aparecer a cualquier edad, y afecta tanto a hombres como a mujeres independientemente del color de piel.

Causas

Se desconoce la causa, pero se cree que se debe a un desorden autoinmune hereditario. Aproximadamente el 30% de los personas con vitíligo tienen antecedentes familiares. 

El vitíligo se asocia a tres enfermedades sistémicas autoinmunes:

• La anemia perniciosa: el número de glóbulos rojos desciende porque el cuerpo no puede absorber adecuadamente la vitamina B12.
• El hipertiroidismo: enfermedad que se produce cuando la tiroides libera demasiada hormona. 
• La enfermedad de Addison: desorden que surge cuando las glándulas suprarrenales producen una cantidad insuficiente de hormona.

Síntomas

Los pacientes comienzan a notar una pérdida gradual del pigmento en la piel que, fuera de esto, no presenta ninguna otra anomalía. Suele aparecer en el rostro, los codos, las rodillas, las manos y los pies. Las manchas suelen tener bordes irregulares y más oscuros.

Tipos

Existen tres tipos de vitíligo:

• Generalizado, que implica que el déficit de pigmento afecta todo el cuerpo. 
• Segmentado, en el que las manchas aparecen en un solo lado del cuerpo
• Focal, que es el menos grave de los tres y se manifiesta a través de unas cuantas manchas blancas en el cuerpo.

Tratamiento

Aunque no existe cura para el vitíligo, la detección temprana permite tratar eficazmente la despigmentación de la piel. Según sea la gravedad del caso, se elegirá un tratamiento o se combinarán distintas opciones terapéuticas. Entre las opciones de tratamiento que reducen la decoloración de la piel podemos mencionar: 

• La terapia lumínica
• La medicación oral, como por ejemplo trimetil-psoralen (Trisoralen), que puede devolverle a la piel su pigmentación.
• La medicación tópica, tal como corticosteroides, inmunosupresores y agentes que restituyen la pigmentación.

Otro tratamiento consiste en extraer piel de áreas normales e injertarla en las zonas afectadas. Si los tratamientos mencionados no son eficaces, se puede recurrir al tatuaje estético para disimular las manchas.